Tendencia en bikinis verano 2011

Estas fotos son del mismo día que las fotos publicadas en la entrada anterior, fueron publicadas en Tendencia Moda Las Bikinis son de Mohs San Juan . Para estas fotos use 3 Flashes porque el sol estaba muy fuerte, también use un filtro polarizador circular, a esa hora no es muy interesante usarlo pero esta bueno porque me bajo 2 puntos en la apertura. Lo mejor del filtro polarizador es usarlo al medio día cuando el sol esta a 90 grados y hay muchos reflejos.

Pileta en el Hotel Alto Del Bono Park

Pileta en el Hotel Alto Del Bono Park

Anuncios

Compras de Fin de Año en el Alto del Bono Shopping

Esta es una producción de fotos con una colección de vestidos de noche ideales para la cena del 31/12, pero las saque hace 3 semana. Las fotos en las rejas son en la puerta de Ausonia. He tratado de usar diferentes técnicas de iluminación en cada uno de los cambios. En algunos casos use 2 flashes y en otros 2 pero dándole mas importancia a la luz natural, en este caso la luz natural seria como una tercer fuente de luz. Para todas las fotos use un lente canon 17-55mm 2.8. Bueno me dejo de hablar y les muestro las fotos!

Foto - Marcelo Sanchez

Foto - Marcelo Sanchez

12 consejos para una buena producción fotográfica de moda

1- La fotografía de moda debe reflejar intensidad: procurando que los/as modelo(s) se sientan confiados y seguros de si mismos para lograr que la esencia de la escena recreada de plasme tal como se ha planificado.
Los signos de ansiedad, el estrés o la falta de dirección siempre se verá reflejada en las imágenes de una campaña; por lo tanto es imprescindible que el/la modelo se sienta cómodo y motivado.

2- La fotografía de moda debe planificarse:

– Organizar un listado de tomas antes de iniciar la sesión fotográfica, teniendo en cuenta aspectos técnicos y de composición antes de comenzar a disparar la cámara, ayudará de gran manera a recrear y luego ensayar con el modelo las imágenes que se tenían en mente.

– Preparar el lugar, accesorios y ropa con tiempo: además es de gran utilidad tener por escrito una memoria de la sesión en donde se consignen los objetivos, ideas principales y todas aquellas ideas que actuarán como directrices para que el trabajo se desarrolle de una manera coherente y sin errores.

3- La fotografía de moda se trata sobre ropa y belleza: por lo que el conjunto que componen la modelo, el ambiente y los elementos de apoyo de la escena tienen que apuntar en esa dirección.
Por ejemplo, si la sesión se centra en la ropa, el maquillaje y el peinado deben actuar como su complemento; y viceversa.

Sobre esto, algunos tips:

– Si se busca una mirada provocativa o seductora, optar por el pelo oscuro, mucho maquillaje y un diseño de peinado fuera de lo común.
– Para un aire inocente, son ideales los tonos pastel, un maquillaje suave y peinados lánguidos.
– Los/as modelos de apariencia poco común son ideales para poner interés y personalidad a las imágenes, mientras que las modelos femeninos con grandes ojos almendrados, labios grandes, barbillas pequeñas y rostros simétricos son considerados “más comercial”.
– Las poses o actitudes que requieren formas angulares cuerpo puede agregar interés y atractivo a las imágenes, además de ayudaa a alargar visualmente el cuerpo. Sin embargo, algunos fotógrafos llevan esto a tal exageranción haciendo que sus modelos adopten poses antinaturales y hasta ridículas, muy alejadas del concepto de belleza.

4- Cómo determinar las poses de los modelos: un truco sencillo para buscar inspiración sobre qué se desea (o qué definitivamente no se quiere) en las fotos de moda, es mirar revistas, sitios web y todos aquellos espacios que sean un referente de lo que está de moda.

5- Fotografíar en un estudio es lo ideal: ya que se puede controlar efectivamente la iluminación y las condiciones para las tomas.
Lo que profesionalmente se hace es medir la luz de la escena para controlar sombras indeseables en la imagen, cosa que habrá que resolver a ojo si sólo se cuenta con una cámara digital como todo equipamiento.

6- Cómo armar un estudio casero: acondiciona un espacio vacío en una habitación de amplios ventanales y desplegá una sábana o tela blanca a través de la ventana. En un día soleado vas a tener un espacio todo en blanco ideal.
7- Fotos con poca luz: si todo lo que tenés es un flash, en lugar de disparar de frente tenés que hacer “rebotar” la luz disparanco hacia un reflector, la pared o el techo.

8- Experimentá con los ángulos para crear efectos y descubrir lo que funciona mejor para la escena. Tené cuidado con las sombras no deseadas en la cara y el cuerpo.

9-  Los objetos como utilería y accesorios son fantásticos para contar un relato en una sola toma de moda.

– El uso del espejo en la fotografía de moda.
Un espejo cuenta una historia y actua como una herramienta eficaz que permite al fotógrafo mostrar el anverso y reverso de su modelo.
Un buen ejercicio es hacer una serie de tomas con espejo para explorar las posibilidades que ofrece, cuidando que no salgan retratados el fotógrafo, el equipo de iluminación y todo lo que tenga que ver con el set.
Un buen ejemplo de esto es la foto que ilustra el post, de la nueva campaña de lencería de la marca Peter Pan.

10- Ubicación: buscar una localización correcta es importante si se quiere transmitir una historia en la toma. Por ejemplo, si la ropa y el look son muy agudos, duros o provocativos es posible que un entorno urbano lo comunique, mientras si la historia se refiere directamente a la primavera o verano, quizás se vean mejor entornos naturales como un campo, un prado, la playa, el bosque o el río.

11-La imagen debe mostrar la prenda: la exploración de los ángulos debe procurar encontrar la toma que de manera más completa que exponga la prenda y sus cualidades. Y esto podría incluir desde mostrar a la modelo subiendo por una escalera, agachada, o hasta verla en un ángulo poco convencional.
Todo se trata de pensar en lo que el mensaje desea transmitir y cómo crear una composición para reforzarlo.

12- La fotografía de moda que se puede logra trabajando solo, pero siempre será de utilidad contar con la asistencia de un amigo, familiar o compañero de trabajo por cualquier eventualidad, ya que a menudo los fotógrafos necesitan una mano para cambiar de posición los reflectores y el equipo de iluminación, verificar las prendas, chequear que los elementos de la escena estén bien dispuestos, etc.